En el casco urbano de Ejea existe buena muestra de caserones de estilo aragonés a lo largo de las calles Ramón y Cajal, Herrerías, Mediavilla y Plaza de España. Abarcan un periodo amplio: desde el siglo XVI hasta el XVIII, ambos incluidos. Entre otras destaca la Casa del Carlista, actual sede de la Oficina Delegada del Gobierno de Aragón y Casa Bentura en la calle Ramón y Cajal. El Casco Histórico se ha remozado por completo, tanto en su trazado de calles como en la rehabilitación de las casas de particulares.

El municipio de Ejea alberga dos tipos de arquitectura civil peculiar. Farasdués tiene una fisonomía urbana típica de los pueblos próximos al Prepirineo, con la utilización de la piedra sillar y tipos constructivos relacionados con los pueblos de media montaña. Por su parte, los pueblos de colonización tienen un diseño constructivo propio, que se repite en cada uno de los seis núcleos, girando todo en torno a la plaza y la iglesia.