Rivas.

Rivas ha estado vinculado a Ejea desde el siglo XIII. Precisamente entonces se empezó a construir la iglesia, cuya planta corresponde al original. La advocación de dicha iglesia es San Miguel. Distintos avatares frenaron su construcción, que se acabó a finales del siglo XVIII. En su interior se guardan las imágenes de los dos patrones de Rivas, San Victorián y la Virgen de los Ángeles, además de otras: San Miguel, San Antonio y la Dolorosa.