Tiene una altitud media de 650 metros. Se trata de una zona con abundante vegetación: pino carrasco, sabina, encina, roble, enebro romero, tomillo, ontina, madroño y espino negro. Especies animales específicas son: jabalí, liebre, conejo, perdiz, codorniz, paloma torcaz, aves insectívoras como el carbonero o el mosquietero y aves rapaces como cernícalo, búho chico y águila culebrera. Todo ello convierte a La Bardena en una importante reserva ecológica. La zona es conocida también como “Bardena Negra”, por el color negruzco que da el aspecto de los pinos sobre la tierra. Las actividades que se pueden desarrollar en ella son senderismo, bicicleta de montaña y fotografía ecológica. Existen rutas señalizadas.

la-bardena-1 la-bardena-2