Ejea de los Caballeros cuenta con atractivos embalses y lagunas. Todos ellos tienen su origen en el endorreísmo provocado por la impermeabilización del suelo calizo. Pero también son fruto de a lucha secular de los ejeanos por aprovechar un recurso tan escaso para ellos como el agua.